Conociendo a Frank la Rue

By |

Guatemala es un país en el que se pensó que la paz no podía suceder, por lo grave, violento y sangriento que había sido el conflicto; un país que pasó por genocidio digamos. Y sin embargo la paz sucedió y los acuerdos de paz son importantes; yo soy un gran reivindicador de los acuerdos de paz. Pero lo que no cambiamos fue la cultura que se quedó en el país de que todo se arregla con violencia y con balazos, pero el desafío de hoy es distinto, el desafío de hoy es el crimen organizado y es totalmente diferente. El crimen organizado no tiene posiciones ideológicas, no tiene agenda social, no tiene visión de Estado, el crimen organizado sólo quiere utilizar la debilidad del Estado para lucrar y beneficiarse, yo creo que Guatemala corre más peligro hoy que nunca porque el crimen organizado maneja tantos recursos, que está erosionando y socavando al Estado guatemalteco y por eso que hoy tenemos más muertes diarios que en el conflicto armado.

• ¿Cuándo y por qué decidió fundar el Centro para Acción Legal en Derechos Humanos (CALDH)?

Lo fundé en Washington en 1990, porque a raíz de las masacres en Guatemala con la idea de presentar casos ante el sistema interamericano, en ese tiempo no habían organizaciones de ese tipo y así fue como iniciamos, presentando casos, en 1991 abrimos una oficina en Guatemala pero yo seguí en Washington y el propósito siempre fue la tramitación de casos.

Yo volví a Guatemala cuatro veces, volví en 1988, 1989 y 1992 cuando Rigoberta Menchú le dan el Premio Nobel. Cada vez que volvía era por un período breve y un acompañamiento internacional, realmente yo no volví a vivir en el país hasta el golpe de estado de Serrano, de hecho yo estaba aquí para el golpe en mayo de 1993, salimos todos corriendo cuando fue el golpe y regreso en junio cuando nombran a Ramiro De León Carpio presidente, pensé que esta eran mi gran oportunidad así que renuncié a todas las cosas que hacía en el exilio y me vine sólo, sin acompañamiento, mi santa madre me fue a recoger al aeropuerto, mi padre ya había fallecido y me instalé, incluso me recuerdo que di unas declaraciones de prensa para que el público viera que ya estaba aquí. Yo creo que mucha gente se sorprendió y especialmente el ejercito, pero como estaban en el proceso de composición porque el golpe de estado me dejaron quedarme y ya desde junio de 1993 que quedé, desde allí comenzamos a trasladar la operación de CALDH que estaba en Washington hacia Guatemala

• ¿Qué motivó a CALDH a presentar el primer caso de genocidio en contra de las dictaduras militares en Guatemala?

Siempre tuvimos voluntarios internacionales trabajando en CALDH, pero debo reconocer que tuvimos una pareja de abogados escoceses que hicieron el análisis legal del trabajo de este caso de genocidio, este caso es un caso clásico y se documentaron más de diez masacres en el país como ejemplos, lo que la Comisión de Esclarecimiento Histórico llamó genocidio parcial y local.

Según la Comisión de Esclarecimiento Histórico el genocidio comenzó en los últimos meses de Lucas García, más o menos en octubre de 1981, pero se agravó en los años de Ríos Montt 1982 y 1983. Podemos decir que en Guatemala tuvimos dos años y medio de genocidio en el país.

El caso de presentó en tribunales nacionales por la idea era hacer que el sistema nacional de justicia funcione, nosotros hicimos este esfuerzo porque calificaba plenamente la tipificación del delito de genocidio que está en el código penal guatemalteco, pero además porque creíamos que el sistema de justicia debe responder al crimen más horrendo que puede haber que es el genocidio, y tristemente el caso sigue abierto, está en el Ministerio Público, lleva algunos trámite pero desde que se presentó no ha avanzado mucho.

Post a Comment

Your email is never published nor shared. Required fields are marked *

*
*